Marcas en el capítulo de Propiedad Intelectual del TPP: Si o No?

Marcas en el capítulo de Propiedad Intelectual del TPP: Si o No?

El texto del TPP (0) es público desde noviembre del 2015 e incluye un capítulo de propiedad intelectual que va mucho más allá de las normas del ADPIC, el tratado multilateral en propiedad intelectual en el marco de la OMC.

¿Es importante registrar una marca? Por supuesto que lo es!

Por: Manuel Felipe Quintero

El no registrar tu marca te puede llevar a un final no muy feliz, así que registrala y ten tu final feliz y prospero.

¿Qué pasaría si, por pereza, o algo más, no ha registrado una marca, con la que ha hecho negocios por mucho tiempo? ¿Qué ocurriría si alguien más crea una marca similar, y la registra? Es sencillo, pierde su marca. Un nombre que lo ha acompañado por mucho tiempo, que le ha dado éxitos, pero que no la registró.

Alguien me contaba una historia, muy curiosa e increíble,  sobre su marca, y lo que ocurrió cuando una empresa extranjera,  con un nombre similar, llegó al país.

Todo comenzó cuando la compañía trató de entrar al país, y al ver que ya había una empresa con un nombre similar, demandó a esa empresa local.

Una terrible situación para el joven empresario colombiano que, sin duda, no esperaba que eso ocurriera. Sabía que eso ocurre en ocasiones,  pero ciertamente no veía posible, al menos no tan pronto, que algo así le pasara.

Tuvo que conseguir abogados, todo con el objetivo de defender su marca. Era más fácil que atacar a una empresa que obviamente es más "fuerte", ya que tiene mayor importancia en el mercado.

No fue un proceso sencillo, ni rápido, ya que pasaron de días a semanas para finalmente ser meses.

Al cabo de mucho tiempo, y de una gran inversión,  consiguió salvar la marca que tanto le había costado, ganó la demanda.

El pequeño empresario ganó y mantuvo su marca, una marca en la que, hasta el momento, había invertido demasiado como para dejarla ir. Además, perder la empresa implicaba perder todo; perder clientes, reconocimiento, inversión, y algo que nadie querría, perder dinero.

Ahora, si bien es cierto que no le ha pasado a mucha gente, y que de seguro no le ha pasado a usted, no sabe lo que ocurre realmente. Así que imagine que tiene una empresa de tecnología a la que ha dedicado buena parte de su vida. No todo ha sido perfecto, claro, pero le ha ido bien y, lo que ha conseguido con esa empresa, ha sido suficiente para obtener mucho en su vida.

Su empresa no es nueva, tiene ya varios años de existencia, clientes en el país y en el extranjero, reconocimiento general, y que produce, que es lo más importante. Pero hay otra empresa, más reconocida, y más importante que la suya, además de tener un nombre similar.

Soft-inc, como se llama la empresa, que además es extranjera, entra a su país, pero no puede operar porque hay otra empresa con un nombre similar "Soft-in". ¿Qué supone que hará la empresa extranjera,  al ver que no puede operar? Simple,  le demandará. No habrá buenos términos, no habrá arreglos, todo irá a la "vía" judicial.

Una pequeña ventaja que usted posee es que tiene registrada su marca, así que no es tan fácil "tocarla". ¿Qué necesita ahora? Abogados, esperando salvar su marca.

Pasa tiempo, invierte dinero. No es un proceso sencillo, ni económico, pero tiene un objetivo muy importante.

Luego de mucha espera, de una gran angustia también,  finalmente le informan que usted ha ganado la demanda. Produce alegría esa noticia, seguramente,  pero, ¿y si no hubiese registrado la marca? ¿Y si le notifican que perdió la demanda? Sería algo muy lamentable.

Patentar, o registrar algo, es muy elemental. Puede que no lo vea importante,  que piense que nada le pasará. Puede ser costoso, sí, pero lo vale.

Preferiría perder su marca, y todo su esfuerzo,  por no registrarla? Yo prefiero hacer todo lo que esté a mi alcance, y aunque me cueste, registrar, a perder mucho más, si me quitan la marca que tanto me ha costado sacar adelante en un mercado tan exigente como lo es el actual.

Colombia se viste de moda

Por Camila Cooper

En el marco de la vigésimo sexta edición del Colombiamoda, la semana de la moda que se lleva realizando en la ciudad de Medellín desde el 28 hasta el 30 de julio de 2015, las marcas son el eje central del evento y para nosotros la materia prima del servicio que prestamos. Por eso te compartimos una galería de imágenes para que disfruten y se impregnen de lo que se vive en la ciudad de la eterna primavera. 

 La moda se ve ligada a la propiedad intelectual a través de las marcas existentes o emergentes que se presentan en los eventos. También en los nuevos diseños que hacen su aparición en los desfiles, estos se podrían llegar a convertir en una patente única y exclusiva. 


Los mismos nombres de los diseñadores pueden llegar a ser una marca o un signo distintivo. Estos elementos se deben registrar para poder posicionar el producto o diseño, de igual manera se protege de posibles copias. 


Otro interés que pueden encontrar los diseñadores al registrar su nombre o producto como marca o patente es poder venderlo a terceros para crear franquicias u ofrecer sus productos en tiendas reconocidas de alta gama, pero siempre dando reconocimiento a la imagen del diseñador. 
Los registros de marcas y patentes dan un aire de seguridad y calidad al producto. Esto puede ser un plus para poder atraer productos extranjeros y que el evento y los diseñadores participantes logren tener más reconocimiento global.

Nosotros los apoyamos en ese recorrido. Porque Bonila Marcas está conectada con #colombiamoda 2015 

Todas las fotos fueron tomadas de http://prensa.inexmoda.org.co/